Encuentro diversidad en Paraguay

El poder de reunión y la diversidad

Del 5 al 7 de octubre de 2018 se desarrolló en Tobatí,Paraguay, el Segundo Encuentro Anual de Copartes LGBTI de Argentina, Paraguay y Uruguay del Programa de Diversidad del Fondo de Mujeres del Sur.

La apuesta por un programa específico relativo a diversidad en el FMS pudo retomarse en 2017, luego de siete años sin conseguir financiamiento. En esta nueva etapa, el primer proyecto, Nuestros Derechos Nuestro Orgullo (NDNO), permitió brindar apoyo técnico y financiero a nueve organizaciones LGBTI. En el año 2018, el Programa se amplió con el proyecto Fondo Nuestros Derechos (FND), con el cual se apoyaron siete organizaciones más, lo que hace un total de dieciséis organizaciones LGBTI de Argentina, Paraguay y Uruguay apoyadas actualmente por el FMS.

El objetivo general del Encuentro fue promover el trabajo colectivo y el intercambio de herramientas metodológicas para el fortalecimiento de las organizaciones, mediante el trabajo presencial que permitiera la articulación y la generación de alianzas y colaboraciones, así como el estrechamiento de vínculos personales y entre organizaciones.

La agenda del encuentro fue diseñada de manera colaborativa, con la participación de las copartes, quienes propusieron espacios de debate, talleres y actividades artísticas a ser facilitadas por ellas mismas de acuerdo a sus intereses y necesidades. Esta experiencia fue muy enriquecedora ya que permitió trabajar en los temas que a las copartes más les preocupan e interesan desde sus propias miradas.

A lo largo del Encuentro, también se brindó el taller Herramientas de gestión orientadas a la sostenibilidad de las ONG, y se realizaron las sesiones de trabajo Seguimos pensando estrategias frente a los fundamentalismos religiosos y Sistema de Aprendizaje, Monitoreo y Evaluación, facilitados por el equipo del FMS. Asimismo, tuvieron lugar los diálogos entre copartes Estrategias de incidencia en Argentina, Uruguay y Paraguay: experiencias y reflexiones, facilitado por el colectivo Ovejas Negras de Uruguay, y Repensando las estrategias creativas y culturales, por El Deleite de los Cuerpos de Argentina. La organización Ñepyru de Paraguay realizó la performance Abuela Toñita baila la Galopera, y Samanta Adorno, de Panambí, hizo lo propio con una demostración de danzas paraguayas.

Contexto actual para el movimiento LGBTI

En el encuentro se dio lugar a un intercambio y reflexión sobre el contexto de cada país y los cambios vivenciados desde el último diálogo entre las copartes en el taller sobre fundamentalismos religiosos organizado por el FMS y coordinado por Juan Marco Viaggione y Angélica Peñas Defagó en junio de 2018 en Buenos Aires.

Particularmente en Paraguay la situación evidenció un recrudecimiento de la violencia hacia el colectivo LGBTI, especialmente hacia las mujeres trans. A pesar de la complejidad del escenario político, las copartes destacaron la masividad y extensión en el territorio nacional de la Marcha del Orgullo TLGBI de este año. “Tuvimos la marcha más multitudinaria en años. Fue la primera vez que se hizo en simultáneo en varias ciudades del país. Los ataques han generado que las personas salgan a la calle y se hagan más visibles. Las organizaciones paraguayas hemos formado una coalición desde donde año a año se organiza la Marcha. Esto ha sido un gran logro”, relataron lxs referentes de Panambí.

Por otra parte, las organizaciones uruguayas destacaron que el contexto social y político de su país es más favorable para el colectivo LGBTI. Según Karina Pankievich, de Asociación Trans del Uruguay (ATRU), el principal límite al accionar discriminatorio radica en las herramientas legales para la protección de los derechos de la diversidad. Sin embargo, integrantes de DISEF (de la localidad de Fray Bentos) manifestaron que la realidad es diferente en el interior del país, con una marcada desigualdad en el acceso a derechos para el colectivo LGBTI en relación a lo que sucede en la capital nacional.

Asimismo, las organizaciones copartes reconocieron que las actividades y las distintas marchas del orgullo han sido un elemento clave de incidencia en el escenario uruguayo. La última marcha reunió a más de 120.000 personas bajo la consigna “¡Ley Trans ya!”, cuya aprobación se hizo efectiva el 19 de octubre pasado.

En Argentina, las organizaciones reflejaron la diversidad de contextos de acuerdo a las provincias en las que trabajan. Referentes de Damas de Hierro destacaron que “En Jujuy se viene generando una transformación que tomó diez años. Logramos cuatro consultorios de hormonoterapia y más de 100 compañerxs ya están bajo tratamiento”. Refirieron el censo de población trans femenina, realizado por la organización en alianza con organismos del Estado y universidades y con el apoyo del FMS, que logró echar luz sobre la delicada situación del colectivo en la provincia, al tiempo que servir como insumo para la elaboración de políticas públicas que contemplen el reconocimiento de los derechos humanos del colectivo LGBTI. Mencionaron, además, la precaria situación de las personas trans pertenecientes a comunidades indígenas.

Las representantes de Arpías (Salta) manifestaron que lograron abrir la primera Biblioteca Lesbofeminista del Noroeste Argentino. Sin embargo, este logro se vio empañado por el ataque que recibió la sede de la misma, con pintadas de agresión. Este hecho se sumó a un contexto de violencia, que ha ido escalando y llegado incluso a traducirse en amenazas a las activistas.

Integrantes de DIVAS, de Santiago del Estero, subrayaron que, en el marco del proyecto que llevan adelante con el FMS, lograron dar talleres sobre diversidad sexual en el poder judicial y han realizado tres pedidos a las fuerzas de seguridad de su provincia para brindarlos en espacios de formación de lxs futurxs agentxs. También, relataron sus avances en la formación de un consultorio inclusivo, con vistas a una mejora en el acceso a la hormonización y a un trato digno a las personas trans por parte de los profesionales de la salud.

Por parte de 100% Diversidad y Derechos, organización con sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero con presencia en varias provincias, asistió al encuentro una representante de Corrientes, quien relató que en su provincia hubo un antes y un después del último Encuentro Nacional de Mujeres. A partir de entonces, "se generó un movimiento muy fuerte de militancia, se abrieron consultorios inclusivos y se desarrollaron múltiples actividades feministas de debate e intervención a nivel local, con perspectiva disidente y diversa", destacó.

Señaló también el buen nivel de respuesta que existe a las propuestas que surgen de las organizaciones de la diversidad por parte de la comunidad, y el logro conseguido de la articulación con todas las organizaciones de Corrientes y de la ciudad de Resistencia, de la vecina provincia de Chaco.

Finalmente, desde El Deleite de los Cuerpos (Córdoba), se destacó la profundidad de la crisis económica argentina y su impacto en la creciente precarización del colectivo LGTBIQ, particularmente de las personas trans. La representante de la organización resaltó la fuerte presencia histórica de los grupos antiderechos en la provincia, la cual se ha visto reforzada en el último tiempo.

Frente a estas realidades, desde el FMS se postula la necesidad de permanente revisión y articulación de las estrategias de comunicación y sensibilización, así como de cuidado de lxs activistas y las organizaciones. Cabe agregar que la transformación del contexto sociopolítico de la región, hace evidente la necesidad de reforzar el apoyo a los movimientos LGBTI.

 

Súmate y apoya el trabajo del FMS y las organizaciones